13 sept. 2010

La herencia de la tribu


La herencia de la tribu. Del mito de la independencia a la República Bolivariana es uno de los libros que más he resaltado y subrayado en mi vida. Para todo aquel que quiera indagar más allá de lo que oye o de lo que dice la prensa sobre nuestra terrible posición política-social, este libro es perfecto. No solamente por el hecho de remontarse en el tiempo para desmontar psicológicamente lo que ha sido durante muchos años el mito de Bolívar, recién fundado en la última década como el mito bolivariano, sino porque además, Ana Teresa Torres mantiene la debida y lógica distancia al analizar las situaciones vividas en nuestro “heroico” pasado independentista, como con el personaje que comanda actualmente en Miraflores, que si bien es cierto se ha valido de la coyuntura social más larga por la que ha atravesado el país en su joven democracia –provocada en gran parte por él mismo–, lo ha hecho con astucia.

Como sociedad que somos lo peor que podemos hacer es desacreditar ciegamente al rival político sin mirar a quien tenemos al lado como furibundo opositor, cosa que ya ha sucedido y los resultados ya los conocemos. Aclaratorias aparte, La herencia de la tribu es un libro que busca de algún modo dar respuestas, o llamar a la reflexión, sobre la duda que nos embarga hasta el hastío de saber “por qué estamos como estamos”, y las comillas no van de gratis, pues a cada injusticia, a cada arbitrariedad, a cada acto demagógico del Estado, eso es lo que la mayoría nos preguntamos.

Me resultó inevitable hacer el paralelismo con otro libro, que si bien es cierto se va por la tangente del tema político para encarar de lleno en nuestra psiquis como venezolanos, también nos deja en la punta de la nariz nuestra cruda verdad como incipiente nación, la misma que –en la mayoría de los casos –se vanagloria por ser más viva, más astuta que cualquiera: La picardía del venezolano o el triunfo de Tío Conejo. Algo de este libro también está en La herencia de la tribu, en donde en más de una ocasión pero con distintas palabras, su autora aclara que “la cultura venezolana siempre mira hacia el futuro a partir de un pasado que no concluye”, viendo los hechos históricos como una panacea redentora para justificar nuestros fracasos y transfigurarlo así como un tísico aliciente de todos nuestros males.

El libro se extiende con minuciosidad en el tema del héroe como mito y figura arquetipal, el cual viene a llenar esos espacios que bien define Ana Teresa Torres como “vacíos” o “caóticos” de nuestra sociedad y que a través de los mismos, busca la necesaria transformación política desde ese ensueño mitológico y fundacional que tuvo el país, sonando aún en nuestros días gracias a los discursos altisonantes del gobierno con su arenga arrolladora y beligerante. No está demás comentar que el jurado del Premio de Ensayo Debate-Casa de América 2009, recomendó la publicación de La herencia de la tribu. Del mito de la independencia a la República Bolivariana, por las luces que arroja su contenido sobre nuestra actualidad.

3 comentarios:

LuisBond dijo...

¡Hola! Aunque siempre me ha dado terrorcito esos híbridos entre historia/política/realidad (sobre todo en esta época), con tu review me provocó echarle un vistazo... realmente, hacen falta libros así de lúcidos para poder entender dónde demonios estamos parados =S. ¿Qué tal va la lectura?, en mi blog he colgado varias cositas cortas de Proust, deberías echarles un vistazo para no perder la práctica, ¡sobre todo si sigues en stand by con En busca del tiempo perdido!

¡Un abrazo!

Icíar dijo...

Desde luego que lo apunto, y no creo que tarde mucho en leerlo. Este tipo de libros me interesa. Sólo espero poder entenderlo.

Un abrazo.

Icíar dijo...

Sr. Maldonado. Me acaban de pasar el testigo de un juego que consiste en responder con 4 respuestas, a una serie de preguntas.
He decidido pasarte el testigo. Haz lo que puedas.

Besos