10 ene. 2012

La puerta de los tres cerrojos

Desde el otro lado del Atlántico me llegó este grato regalo de manos de Icíar: La puerta de los tres cerrojos. Recomiendo leer su página www.losmilyunlibros.com en donde hace estupendas reseñas y uno puede ver un amplio abanico de libros, que en su mayoría, no se consiguen por estos lados, pero al menos uno se puede dar una idea de una inmensa cantidad de interesantes alternativas.

Para los ignorantes en materia de física cuántica –como es mi caso–, es una manera más que grata y divertida de acercarse a este tema que a priori suena muy duro. La presentación del libro, como la manera en que cuenta la historia Sonia Fernández-Vidal, deja claro que el texto va perfilado a un lector juvenil. No obstante, el camino afable por el cual nos lleva hacia el mundo científico, se presta para que los pequeños y los ya aventajados en lectura y edad, disfruten de pleno La puerta de los tres cerrojos.

Niko es un chico como cualquiera. Una mañana abre los ojos y un extraño letrero aparece en el techo de su habitación: Si quieres que sucedan cosas diferentes, deja de hacer siempre lo mismo. Inspirado por la frase, sale para ir a clases y decide tomar un camino distinto al habitual. Una vieja casa llama su atención en el nuevo recorrido y allí comienza todo.

En este texto el lector no puede dar nada por sentado, tal como el propio Niko debe hacer a lo largo de su aventura. Conocerá el misterio del Big Bang, de materia y antimateria, de neutrones, protones y la teoría de la relatividad, del espacio y el tiempo, y un sin fin de elementos más tan propios de la física cuántica, que la autora empalma con maestría en la trama con una facilidad asombrosa.

La principal virtud de La puerta de los tres cerrojos, es mostrar la ciencia y particularmente la física cuántica, como un tema accesible a todo el mundo. Es una aproximación que deja un grato placer de entretenimiento y aprendizaje, como la semilla para querer descubrir más de lo planteado por la autora. Al final surge el gran enigma sobre una de las mayores fuerzas del universo y es Niko quien precisamente, y para su fortuna, la descubre.

Para los interesados aquí les va este link http://www.youtube.com/watch?v=QQEfftNiEM0 sobre el libro, y este sobre la autora http://www.youtube.com/watch?v=VFvw69QP6f8&feature=related

1 comentario:

Icíar dijo...

¡Wow, lo leíste! es como dices, representar algo de difícil digestión de forma accesible, una semilla como dices, para los que quieran seguir indagando.
Pues nada, me alegro, una curiosidad más satisfecha.

POSDATA1: ¡Qué desgracia para el libro eso de que ahora se sabe que la velocidad de la luz NO es la máxima velocidad a la que se puede ir! Ha quedado rápido algo obsoleto :D

POSDATA2: Gracias por esa referencia. Te debo una :P