28 oct. 2010

Como un caníbal

Mírame

exijo que me mires

aquí me tienes

soy tuya a flor de piel

no temas

tan sólo limpiaré de tu cuerpo cualquier rastro de humedad

sin líquidos quedarán tus huesos

tu carne

serás mi última naranja

mi jugo

te exprimiré hasta la última semilla

temblarás

tus rodillas no responderán a tus designios

seré tu espasmo

el zarpazo en tus hormonas

el gemido exhalado de tu boca

seré tu pecado

tu gula

tu lupanar

haré de ti lo que quiera

te tragaré por vez primera

azotaré tu vergüenza con cada gota de sudor

tomaré el asta de tu bandera

e izaré mi cuerpo sobre él

lo repetiré miles de veces hasta que implores clemencia

y la noche derrame sobre mí tu hambre

soy tu cena a media noche

y tú mi caníbal

cómeme



Soundtrack del poema

2 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que erotizante poema, me produce imágenes en la mente, como si lo estuviera viviendo en el momento de leerlo.

azotaré tu vergüenza con cada gota de sudor.. Eso sí que es cierto, a veces la vergüenza nos azota, y en la intimidad simplemente, nos desvestimos de ella, y la vergüenza queda ahí tirada, como también nuestras gotas de sudor llenar de amor y de placer.

Saludos

Icíar dijo...

Eres único en el género.
¡Peros si el soundtrack del poema tiene otra letra!