7 dic. 2009

Ganadores sin brecha generacional (tomado de libreriasonica.wordpress.com)


Ayer finalmente se dio a conocer el veredicto del II Concurso de poesía de Librería Sónica en la emisión en vivo del programa. Fue muy grato compartir con los ganadores, escucharlos leer sus poemas y sentir la emoción de estar junto a dos generaciones unidas por el alma poética.

Luego de la lectura de los 268 poemas recibidos, el jurado, integrado por los conductores el programa Jason Maldonado y Linsabel Noguera y presidido por la poeta venezolana Beatriz Alicia García, realizó una selección de 8 poemas y otorgó de manera unánime el primer premio al poema NIEBLA , por “el preciso uso de la estructura y el lenguaje poético para la construcción de imágenes que comunican al lector con el poema y por las metáforas limpias, que revalorizan el trabajo con nuestro idioma.”

Así mismo decidió otorgar una mención especial al poema LA NOCHE CREPITA, por “la pulcritud del lenguaje y las imágenes plásticas que reflejan un estado emocional, vinculando el espacio íntimo con la condición urbana del poeta”.

Una vez reveladas las identificaciones digitales conocimos el nombre de los ganadores, siendo ellos la poeta Hildegart Acosta, de Venezuela, autora del poema NIEBLA y el joven Gabriel Medina, de Venezuela también, autor del poema LA NOCHE CREPITA. Dos generaciones no tan distantes unidas por la mirada común sobre la palabra, la poesía y el compromiso de escribir.

Dejamos entonces que sean sus versos quienes lleguen ahora hasta ustedes.

Primer premio:

NIEBLA

Cuántas veces presentí lo inminente
sin saberlo
el esplendor que sobrevive a la huella
tatuaje disonante sobre la arena
extendida húmeda
cuerpo ya sin límites

Cuántas veces
las ganas de quedarme mirando
dentro de sus ojos una aurora infinita

de atrapar para siempre
con mi boca rodante
la trascendencia de lo sentido

Cuántas veces presentí sin saberlo
el destino fugaz de las nubes
el último parpadeo de la llama

grano de sol extinguiéndose

Hildegart Acosta



Mención especial:

LA NOCHE CREPITA

“…La noche crepita y en ese instante Transcurren como cinco mil once años…”
Elmer Szabo

Hablo de las noches,
esas de latidos apresurados,
hablo de la luz
que entra por la ventana y se
refleja en el suelo,
de las figuras que se forman en la oscuridad,
esas que tienen su propia historia,
que sabrá Dios su vergüenza,
obligados a pernoctar en las penumbras,
hablo de gritos que retumban en las esquinas de mi habitación,
provenientes de voces perdidas
cansadas de no ser escuchadas,
espero entonces que llegue el silencio,
la calma, la noche verdadera
esa que surge cuando la ciudad muere,
quedando en ella un extraño rumor, como una bruma.

Gabriel Medina