26 ago. 2011

AND fatal

Tal vez Corina Salgado no imaginaba que aquella iba a ser su última noche. La violencia con que fue violada y asesinada es una descarada apología a la maldad. Christian Petersen es un científico brillante y un ser humano excepcional, pero su semen, y por tanto su ADN, está dentro de la víctima, lo cual deja por el piso esa imagen de hombre perfecto.

Al mejor estilo de las novelas de Dan Brown, José Miguel Vásquez se estrena en las lides de la escritura con una novela que perfectamente calza en el Hard boiled, la cual no tiene nada qué envidiarle a los famosos best seller anglosajones, salvo tal vez, la inmensa máquina publicitaria con la cual logran entrar a más de un país.

ADN fatal está ambientada en Caracas, ciudad cuya violencia, día tras día, se gana su protagonismo en historias que hacen pisar tierra a más de un soñador que ande por las nubes. El toque internacional en cuanto a las localidades, está bien sitiado en la ciudad de Nueva York, pero a mi juicio, debió entrar más temprano en la trama, pero esto no le resta valor y admito que es una opinión muy personal.

En esta historia, más allá del hecho anecdótico, el cual te atrapa desde el principio con una combinación de suspense y acción, sorprende por la cantidad de temas incorporados por el autor en cuanto a tecnología, ciencia, índices bursátiles, casa de bolsa, derecho y demás elementos que incluye el terrible mundo que se vive en las cárceles venezolanas. Sin duda un amplio dominio de muchas áreas o una asesoría digna de reconocer, lo cual es válido para enriquecer la obra. En más de un pasaje uno se pregunta, “¿cómo se le ocurrió esto?”.

Secuestros, extorsión, gente retorcida con el poder de comprarlo todo y a todos; abogados mediocres, otros astutos y unos personajes oscuros que no terminan de mostrar su verdadera identidad, están inmersos en ADN fatal, cuyos detectives, Sonia Acevedo y Guillermo Montenegro, serán parte del equipo táctico para llegar a la verdad, mientras se desarrolla el candente juicio público que condenará a muchos años de prisión al ingeniero Christian Petersen.

Lo único que no me gustó de la historia fue el final tan abrupto y poco matizado, pero para ser la primera entrega del autor, es un libro que está bien pensado y estructurado. Ahora lo importante es saber qué vendrá después de ADN fatal, pues terminada esta historia y lanzada al ruedo literario, al autor le queda un camino infinito por recorrer.

Buen libro, lectura entretenida.

2 comentarios:

José Miguel Vásquez González dijo...

Gracias por la resena, es un honor para mi que les haya gustado. Espero que la próxima sea mejor. Estoy de acuerdo con todo lo expresado, el final abrupto se debe a una anécdota que voy a compartir aquí. Como saben, ADN Fatal es autopublicado, y comencé a buscar presupuestos de impresión cuando llevaba acerca del 75% completado. El costo para la calidad que yo quería que tuviese el libro, iba a forzar a un precio de venta cercano al doble del actual. Pregunte y me dijeron que no era aconsejable para una primera novela. No me quedo otra que recortar, y dejar fuera mucha historia que ya estaba planeada. Tuve la ilusión de que no se iba a notar tanto, pero si bien algunos lectores no lo han notado, he recibido este comentario varias veces. De la experiencia, por supuesto aprendí, y espero que no me vuelva a pasar. LA buena noticia, es que dado que a mucha gente le ha gustado el tema, es posible que quede materia para escribir una secuela. En caso de que lo haga, prometo que comenzara por todo lo que quedo afuera. Queda agradecer los comentarios, me llenan de satisfacción y ganas de continuar. Muchísimas gracias.

Bronia dijo...

Me ha llamado mucho la atención éste libro... y éste reseña ya me ha hecho decidirme. Soy participante de un foro literario, que recomiendo explores, bien podrías publicitar tu libro allí, y quienes lo vayamos leyendo pondremos nuestras criticas y opiniones, la página es abretelibro.com