2 abr. 2008

Primer capítulo: Cuadernillo del aire


El día 9 de julio de 1946, el avión de la línea aérea Aeropostal Venezolana salió de Miami a las 8 de la mañana. Aterrizó a las 2 de la tarde en e aeródromo de la Guardia de Nueva York. A las cuatro de la tarde despegó de Nueva York en vuelo continuado a Canadá por encima de las regiones de los Pequeños y Grandes Lagos. A las 12 de la noche aterrizó en la base militar de Goose Bay (Bahía de Los Gansos), donde comieron los viajeros y se tomó combustible. Esta base es utilizada frecuentemente para aterrizaje de aviones de tránsito para Europa. A la una de la madrugada del día 10, el avión se elevó para hacer la travesía del Atlántico Norte, rumbo a Islandia, volando siempre a una altura oscilante entre los 8.000 y los 10.000 pies. A las 9 y 30 de la mañana comenzó a surcar los cielos de Groenlandia. Con una mañana despejada, los pasajeros pudieron distinguir y admirar los grandes glaciares del país, habitado en la parte sur. Se divisó como una intensa franja de carretera a lo largo de la playa. A las 2 de la tarde, hora de Islandia, el cuatrimotor aterrizó en el aeródromo de Reykjavik, que desde la guerra ha servido de base militar inglesa. La marinería y fuerzas de aviación (Reales Fuerzas Aéreas) la estaban abandonando desde el sábado 6 de julio, según convenio con el gobierno islandés. Recibieron el avión venezolano oficiales de las Reales Fuerzas Aéreas y funcionarios islandeses en el aeropuerto. Después los pasajeros se dirigieron en vehículos del Comando de las RAF al restaurante especial que éste tiene. Almuerzo, baño y paseo por la ciudad. La llegada de la marinería venezolana a Islandia, uniformada y en grupo, provocó en Reykiavik una curiosidad inusitada. Por primera vez en la historia de Islandia, llegaba un avión suramericano con marinos. Mejor dicho, nunca había llegado un avión de Indoamérica a estas tierras. Las gentes de la pequeña, pero bella ciudad, se amotinaban al paso de los venezolanos, escudriñándolos de arriba hacia abajo. Islandia es una nación independiente, constituida en República con régimen parlamentario. La fecha de la independencia es el 17 de junio (1944). La capital tiene 50.000 habitantes y todo el país 130.000 habitantes. Fue un emocionante espectáculo la presencia de los 36 venezolanos en Islandia. Como dato curioso, debemos señalar el hecho de haber encontrado en el restaurante de las Reales Fuerzas Aéreas una ciudadana danesa que estuvo en Venezuela hace 18 años. Su nombre: Elizabeth Sitwell. Se emocionó profundamente al reconocer la bandera venezolana en la cucarda de los kepis de la marinería y la oficialidad. Los venezolanos visitaron toda la ciudad, algunos periódicos, restaurantes y, especialmente, los salones del Parlamento islandés, donde fueron recibidos con gran simpatía.

De Reykiavik coló el cuatrimotor a las 10 de la noche, hora de Islandia. Noche clara como el día. En los meses de verano, los días son continuados. Las gentes escogen las horas para hacer la noche o para laborar el día. Es una impresión curiosa para los habitantes de los trópicos.

Por el mar del norte, el avión enrumbó con una regular visibilidad. Alrededor de la 1 y 30 am, del día 11, pasó lentamente sobre Escocia. A las 3 y media de la mañana, comenzó a volar sobre las tierras escandinavas a muy poca altura. Los viajeros pudieron distinguir en toda su plenitud el paisaje escandinavo: las pequeñas penínsulas y los cabos, las rompientes de la mar, los pueblos costaneros y la infinidad de pequeños lagos. Volando por la parte más estrecha de la salida del Báltico Noreste, pudieron verse frente a frente las costas noruegas y danesas. Temperatura en general muy agradable. Como la de Timotes en Venezuela. Alrededor de las cinco y media de la mañana, el avión descendió en el aeropuerto de Gotemburgo, la segunda ciudad de Suecia. Allí permaneció cerca de una hora a fin de hacer las diligencias de aduana y visación de pasaportes.

A todos los pasajeros les dieron las autoridades suecas del aeropuerto los cupones de racionamiento por una semana. Aún cuando en Suecia hay alimentos en abundancia, sin embargo se mantiene el sistema de guerra, en su forma tolerable. Es decir, se llenan más las fórmulas que la realidad. No se permiten exportaciones de alimentos pero la organización del Estado da la oportunidad para que todos los habitantes y residentes en Suecia puedan proveerse de todo el género de abastecimientos sin mayores dificultades. Los estados vecinos, Dinamarca, Noruega y Finlandia están en la primera y más dura etapa de reconstrucción de su economía.

A las 8 y media de la mañana, después de un vuelo admirable sobre las llanuras y praderas suecas, por encima de los lagos Vanern, Hjalmaren y Vatern, el avión comenzó a volar sobre Estocolmo, en cuyo aeródromo aterrizó minutos después. Fue una verdadera fiesta la llegada del primer avión suramericano en vuelo directo a Estocolmo. El YV-AJI, la bella nave de la línea Aeropostal Venezolana, con la bandera tricolor pintada al costado y el nombre de la empresa al otro lado, suscitó la más viva curiosidad en los habitantes de la bella capital sueca: la ciudad de los canales y los parques de pinos y abetos. El Ministros de Venezuela, Cristóbal Loscher Blanco, el Secretario de Legación, señor Carrasqueño y el doctor Nieves Emilio Navarro, Ingeniero Naval de Venezuela, quien lleva en Suecia ocho meses en el negocio de los barcos, representantes de todos los periódicos suecos y del comercio, la industria y el gobierno, esperaban a los pasajeros venezolanos. El primero en descender fue el capitán Antonio Maldonado, del YV-AJI. Luego el navegante, pilotos y tripulación del avión. Finalmente el grupo de oficiales y tripulantes de la Marina Mercante encabezado por el Teniente de Navío Cerveleón Fortoul Pineda. Hubo un largo aplauso para la misión venezolana. Luego vinieron los interrogatorios de los periodistas, en inglés, las fotografías y demás aspectos periodísticos. En general, el reportero sueco es menos activo que el nuestro. Menos fotografías. Más preguntas. Vimos varias muchachas periodistas. Todos con una gran curiosidad: el tipo suramericano no había sido visto en tanta diversidad y número en Estocolmo. Con la compra de los barcos y las noticias recibidas sobre la actual transformación del Estado venezolano, ha nacido un gran interés por nuestro país. En días pasados, llegó a Estocolmo una artista venezolana: Aída de los Ríos. Una revista publicó su fotografía con esta leyenda: “Una artista del país más feliz del mundo: Venezuela”. En Gotemburgo el nombre de Venezuela es familiar. Muchachas y niños suecos llevan banderitas prendidas al pecho con los colores mirandinos. En la prensa existe marcada simpatía por el país. Hay en Gotemburgo dos ciudadanos que sienten casi un afecto de nativos por nuestra patria: el señor Bratt, quien ha servido durante veinte años al Consulado honorario de nuestro país con probada eficacia y el señor Adolfo Goldbek, de la firma naviera “Pegol”, que vendió los cuatro barcos a Venezuela. Han sido muy útiles a nuestra misión. Bien merecen estos caballeros alguna distinción del Gobierno de Venezuela.

El 11 de julio a las 8 y media de la noche, la misión de Marina Mercante llegó a Solvesburgo, después de siete horas de viaje en el tren Estocolmo-Malmo-Copenhague, a través del hermoso territorio sueco. Tomó nuevos trenes de trasbordo en Haasleholm y Kristianstand. Oficiales y tripulantes llegaron directamente a los barcos, ya preparados: el “Nueva Esparta” y el “Táchira”, con la bandera venezolana, flameante por vez primera en puerto sueco en un barco, esperaban la marinería. La alegría de los marinos, en su mayoría margariteños, al pisar la escalerilla de los barcos, fue inusitada. El capitán Pedro Evaristo Guerra, Jefe de la misión en Suecia, quien fue a recibir a los marinos a Kristianstand asumió los poderes de manos del Capitán Fortoul y comenzó la labor de acomodación con el personal a bordo. El día 12 en la noche, ya estaban funcionando la cocina criolla en las dos bellas naves.

Los barcos son pequeños, pero modernísimos. No falta un detalle de comodidad ni técnica. Las estaciones radiotelegráficas son lo más moderno en su género. El salón de máquinas es una estructura perfecta. Los comedores, pasillos y camarotes, están limpios y lujosos. Los muebles son de maderas de pinos suecos. Todas las tardes, la bahía de Solvesburgo es visitada por los parroquianos, quienes acuden a ver los barcos y a los venezolanos. Conversan con éstos y tratan de serles agradables. Es la gente más hospitalaria y simpática que hemos conocido hasta ahora. Pese a la enorme distancia que los separa del trópico, tienen un carácter similar al suramericano.

Ya la misión está en Solvesburgo. Los médicos venezolanos de los barcos, doctores Rómulo Landes y Martínez Herrera aprovechan su tiempo entre la atención a su labor y el conocimiento profesional del país. Nuestra marinería recorre las calles y los muebles de Solvesburgo ante las miradas de simpatía y curiosidad de las gentes. A pocas millas se divisan las otras dos unidades de Venezuela: el “Anzoátegui” y el “Falcón”. La amable acogida dispensada a Venezuela en los miembros de su misión de Marina Mercante, podría condensarse en el esfuerzo de aprendizaje que hizo una señorita de Gotemburgo para decirnos al paso por las calles de Solvesburgo: “Venezolanos, bienvenidos seáis a nosotros”.

(De una carta)

Solvesburgo, julio 1946

4 comentarios:

Gizela dijo...

¡Qué buen amanecer¡
Acarigua, una taza de café y el comienzo de este libro...voy pegada
..qué bien suena eso de ..el país más feliz del mundo...
Un abrazo Gizz

Qettah dijo...

dios miooo que preciosidad... es como estar viendo una peli en blanco, que emocionante!!...

besos...Qettah

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Quedo con esto pendiente.
Saludos

Neftali dijo...

Que maravilla ver un blogger de mi abuelo Neftali Noguera!! si no me conocen me presento con mucho orgullo ! soy el nieto del poeta y tengo en honor su nombre, por lo tanto me llamo Neftali Noguera, si pueden contactarse conmigo, para cualquier informacion de mi abuelo y de sus familiares este es mi correo ..Nefta88@gmail.com..excelente este blogger es un bello sentir ver este tipo de proyectos referentes a la familia de uno!!! espero algun mensaje o comentario de ustedes...muchisimas gracias