1 abr. 2008

Introducción a Alegría y llanto de Europa


Como en los últimos días he andado en el tema de los descubrimientos y los redescubrimientos, crearé un nuevo apartado, o como suele decirse en este medio, un nuevo “tag” que llamaré Neftalí Noguera Mora. Con justa razón preguntarán quién es este señor y mi respuesta va en dos vertientes. La primera, un reconocido narrador, poeta y cronista de finales de los treinta y parte de la década de los cuarenta; la segunda queda supeditada a la transcripción literal pero resumida que haré de la solapa del único que libro que hallé del mencionado autor después de años de búsqueda:

Aún cuando desde la adolescencia sus trabajos literarios aparecen en revistas y periódicos de provincia y de Caracas, el merideño Neftalí Noguera Mora puede ser ubicado en las promociones de intelectuales de Venezuela entre los años 1940 y 45.

Hasta 1947, cuando ingresó al servicio diplomático, llevó en Caracas una vida literaria muy activa, en comunicación con las figuras sobresalientes de distintas generaciones intelectuales. Así, frecuentó la amistad de Pedro Emilio Coll, Santiago Key Ayala, Rómulo Gallegos, José Rafael Pocaterra, Andrés Eloy Blanco, Fernando Paz Castillo, Mariano Picón Salas, Ramón Díaz Sánchez (entre muchos otros).

Sin estar adscrito a cenáculos literarios, su inquietud lo llevó a compartir a la animada tertulia de los más interesantes: La peña viernes…el Grupo Presente y… Contrapunto

Ha publicado los siguientes libros: Newman, lucha y pasión de una vida (Caracas 1940); La generación poética de 1918 (Bogotá 1950) y Alegría y llanto de Europa (Caracas 1947)…

Miembro de la Asociación de Escritores Venezolano del Ateneo de Puerto Rico, del Centro Literario “Insula” de Lima, y del Pen Club Internacional… Como funcionario diplomático dirigió “Heraldo de Venezuela” y “Cuadernos venezolanos” en Colombia y “Gacetilla Venezolana” en Lima donde sirvió su última misión diplomática como Ministro Consejero. Dentro de sus otras obras también están y forman parte de mi búsqueda Cielo y suelo de Haití, Imágenes de Venezuela, Diálogos con la historia y Genio y figura.

Comienzo la transcripción de este hermoso libro que quiero compartir por este medio, claro, en medida del tiempo y de las posibilidades que el día a día me permita, para sacar del olvido a este notable intelectual venezolano. Alegría y llanto de Europa comienza con una “carta-prólogo” de su amigo Pedro Emilio Coll, seguida por otra carta que le deja Neria, madre del Neftalí, en el lobby del hotel en que éste pernoctaba en Suecia. Espero que les guste.


Caracas 15 de octubre de 1946

Distinguido amigo y compatriota:

Con encanto y admiración leo las crónicas viajeras que viene publicando en El Nacional, con el título de “Alegría y llanto de Europa”. A mi entender, ninguno, en su generación, le supera hoy en ese género literario. Limpidez y gracia del estilo, fina y profunda emoción del paisaje, delicada visión de los seres que encuentra en su camino, todo ello, para mi gusto, destaca a usted entre los mejores escritores jóvenes de Venezuela.

Con tal motivo, permita que le felicite y abrace cordialmente, su viejo amigo, Pedro Emilio Coll.


LA OPINION MATERNA

Hotel Malmen

Stockolmo / Sweden

Estocolmo, Julio 13 de 1962

Querido Neftalí:

No puedo prescindir de hacerte desde aquí esta cartica, que te causará entre todo, risa y al mismo tiempo satisfacción al pensar en el atrevimiento mío para llegar hasta esta gran ciudad, tan distante de todos mis hijos que Dios quiera estén bien.

Al llegar anoche, no hice más que recordarte, con tu libro Alegría y llanto de Europa. En realidad, Estocolmo es una ciudad muy bella y muy acogedora; lo poco que hemos conocido nos ha gustado mucho. No creo equivocarme, a menos que yo esté viendo Europa bajo la emoción del libro de mi hijo. Aquí estaremos hasta el lunes 16, cuando tomaremos un tren para llegar a Munich y Viena y, después, para volver a Suiza, donde pasaremos ocho días, pues Alirio, Chucho y Pepita, viajan conmigo. Saldremos para Caracas los primeros días de agosto, si Dios quiere. Todo el recorrido lo estamos haciendo en tren, que resulta mejor, por pintoresco y cómodo.

En Londres estuve 15 días. Vine con Alirio a París, donde nos reunimos a Chucho y Pepita (sic). Pasamos tres días allí y seguimos a Hamburgo, con escala en Bruselas, durante otros tres días. Madre tuya al fin, que no puede rehuir la tentación del viaje, nos dimos otra escapa a Copenhague, que es una de las capitales escandinavas más bellas y alegres.

En Londres te escribí una cartica que supongo hayas recibido. En ella te daba las impresiones de la patria de nuestros abuelos. Si yo no escribí Alegría y llanto de Europa, lo estoy aprovechando como mapa e itinerario. Y gracias a Dios, que, sin confundir el llanto con la tristeza que a ratos me acosa por la ausencia de los míos, me ha acompañado siempre la alegría con la que tú viajaste y escribiste por este Viejo Mundo, que a mí me parece nuevecito.

Bueno, hijo. Recibe la bendición de tu mamá con muchos abrazos y besos,

Neria.

6 comentarios:

Gizela dijo...

Qué bueno que nos darás la oportunidad de leer el libro.
No tenia idea del personaje
La carta de la madre, genial, como las cartas de las mamás
Te invito a una ventana de nuestro Amazonas en mi blog
Un beso Gizz

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ya se pudo, que bueno conocer a este autor, y que bellas las cartas, y tan antiguas. Neftalí, todo un escritor totalmente desconocido para mí, así que hoy aprendí algo nuevo de literatura. Quedaron Para las futuras generaciones.


Saludos

Azul... dijo...

Qué post tan estupendísimo, JL! Un merecido homenaje a un hombre que la historia intelectual del mundo no debe abandonar en el olvido.
Te felicito!

Un besote

manolito dijo...

me parece una gran idea la tuya.me congratulo de poder leer este libro recomendado por ti.eso sí.supongo q poco a poco.

Maribol dijo...

Buenos Dias:
Que hemoso resulta buscar el nombre de quien fuera mi padre, y encontrar que hay alguien interesado en dar a conocer su obra,para no dejarla en el olvido.Te pongo a la orden sus otros libros y algunos de sus poemas y ensayos ineditos, para juntas difundir su obra y su infinito amor y permanente nostalgia por este pais.

mharía vázquez benarroch dijo...

Maravilloso Jason, un gran escritor sellado por el ingrato olvido de este patio interior que es la crítica literaria venezolana...bellas cartas y gratísimo tag. Como siempre, tus búsquedas son interesantísimas y tu corazón noble. un gran abrazo amigo mío