11 ago. 2008

Seda

“Lee el vuelo de tu flecha

si quieres saber tu futuro”.


A bordo de un ATR-42 y a 19.000 pies de altura, terminé de leer una novela hermosa, fantástica, cuyo título le hace honor a la joya literaria de un poco más de cien páginas: Seda, de Alessandro Baricco. Narra la historia de un joven francés que a mediados del siglo XIX se dedica al negocio de la seda, hecho que lo lleva a recorrer miles y miles de kilómetros hasta llegar a Japón. Hervé Joncour, su protagonista, abre los ojos a un mundo desconocido e intensamente atractivo, razón por la cual se le torna una adicción atravesar el mundo para continuar en su negocio. Allí, conoce otra manera de vivir, otras vidas que lo obsesionan y una en particular que lo hace viajar sin descanso y que lleva a un segundo plano la búsqueda de su materia prima para la elaboración de la seda: el amor. La pasión y erotismo están aquí presentes en un punto intermedio entre lo real y lo simbólico, que hacia el desenlace de la obra, estalla con una contundencia casi inesperada. “Permanece así, te quiero mirar, yo te he mirada tanto pero no eras para mí, ahora eres para mí, no te acerques, te lo ruego, quédate como estás, tenemos una noche para nosotros, y quiero mirarte, nunca te había visto así, tu cuerpo para mí, tu piel, cierra los ojos y acaríciate, te lo ruego…”

El propio Alessandro Baricco dice sobre su obra que “es una historia de amor. Sin embargo, si hubiese sido así, entonces no habría valido la pena contarla”. Dice también, que “no es una novela. Y tampoco un cuento. Esta es una historia…”, historia que vale la pena ser leída para que cada quien le dé la clasificación que considere justa. Sin duda alguna, un texto formidable, único.


3 comentarios:

profetabar dijo...

SIII, es hermosa esa novela, la leí de una sola vez, no hallaba la hora de terminarla, realmente encandila, gracias por hacerla recordar.
te invito a mi blog
http://profetabar.blogspot.com

mharía vázquez benarroch dijo...

baricco es uno de los grandes autores contemporáneos. su versión moderna de la ilíada es toda una joya y ni que decir de esta "seda" cuya carta de amor y despedida es una de las más hermosas de la literatura occidental. me alegro del feliz encuentro con baricco, que además tiene un palacio-escuela donde abre talleres de narrativa y literatura a escritores de todo el mundo.
un abrazo príncipe.

Ariodante dijo...

A mi también me encantó la novela; y la versión de la Ilíada me parece una idea muy novedosa e interesante...he intentado encontrar a alguien que la hubiera leído y es la primera vez, Mharia Vazquez,que lo encentro. Me alegro que seas de mi misma opinión. Al acabarla, me caían unos lagrimones...