16 dic. 2008

Los días de la sombra


Yo confieso, sí, la flojera me está pegando duro en estos días. Leo como siempre, pero me da una pereza hacer mis brevísimas y escuetas reflexiones sobre lo leído. De hecho, esto que van a leer da vergüenza, sinceramente…

Continué con la lectura de "La saga de los confines" que me ha dejado un grato sabor en la boca (¿en la boca o en el cerebro o en los ojos o en todo junto? Ya ven, divago). En Los días de la sombra continúan las aventuras de los husihuilkes, lulus, astrónomos, clanes y demás seres antiguos en su lucha contra el malévolo Misáianes y sus esclavos sideresios. Entran nuevos personajes que mantienen la tensión épica de su predecesor Los días del venado, confirmando al menos desde mi punto de vista, que Liliana Bodoc ha hecho una trilogía admirable y exquisita. Thungür, heredero de Dunkancelin, pelea a muerte contra las tropas del mal tal como lo hace en su mismo bando el jefe máximo: Minché; el amor encuentra lugar gracias a la historia naciente que se da entre el guerrero Thungür y una princesa que perdió su trono: Nanahuatli; el encuentro entre la muerte y la inocencia personificados por La sombra –madre de Misáianes- y Wilkilén, momento espeluznante como tierno a la vez, entre otras historias, están presentes en este libro que junto a la saga, tienen olor a clásico. Una lectura sin desperdicio alguno.

No hay comentarios: