28 may. 2010

Getsemaní sublime



esta latencia mía

Parece eterna


un brillo de luciérnagas

Salta de tus ojos

mientras esperas mi resurrección


tú me has hecho cruz

En este calvario de piel y seda


Getsemaní en tu cuello sudoroso

Deseando azote de labios


vuelve el torrente

a su cauce de ansiedades

Procurando

un nuevo aliento en tus entrañas

4 comentarios:

Icíar dijo...

Bonita foto: un bellezón rodeado de libros, más bonitos todavía.

La poesía enamorada, ¡pobre del cautivo en la enfermedad!

Un saludo

Gizela dijo...

Precioso!!!
En el monte del Olivo, se exprime la sensualidad..a veces.
Un abrazote
Gizz

elisa...lichazul dijo...

sensual, ingenioso, enamorado

felicitaciones!!


besitos de luz

mharía vázquez benarroch dijo...

de una belleza eterna y esplendorosa, un cielo en la tierra.
abrazos.