31 may. 2010

No es una escalera, es "Una ventana al cielo"

En la foto, la poeta venezolana Mharía Vázquez Benarroch (izquierda) y la fotógrafo Mariam Krasner (derecha).


La cultura tiene la magia de batirse frente a las adversidades para seguir adelante, para hallar el resquicio por donde colarse y no sólo salir a flote, sino mantenerse en el tiempo como una ineludible necesidad humana. Que lo digan los libros y la música, la pintura y la escultura labrada con empeño y soledad.


No importó que el estacionamiento del CELARG estuviera cerrado, la gente buscó la manera y aparcó donde pudo; no importó que el aire acondicionado no funcionara y se tornara una remembranza de la modernidad para paliar el intenso calor; no importaron estas pequeñas incomodidades puesto que todos los presentes disfrutaron por igual del encuentro con la magia que nos da la fotografía, de ese ojo detallista que descubre y eterniza una imagen para el deleite de todos.


Esto es lo que logró Mariam Krasner con su exposición fotográfica titulada “Una ventana al cielo” inaugurada en el día de ayer. Sugerente nombre que habla de fe a través de su perspectiva, de la mirada paciente que todo fotógrafo ha de tener tras su cámara como amigo íntimo, revelador de escenas, paisajes y sensaciones.


Son 28 imágenes que tienen en común las emociones captadas por su autora al momento de abrir el obturador de su cámara; emociones que ya venían dentro de la propia Krasner y otras que seguramente fueron transmitidas por sus objetivos, por un esplendoroso vitral, una pila bautismal o por algunos ángeles que sin saberlo, quedaron para siempre suspendidos en el tiempo de una fotografía. Quién se atrevería a decir que no hay arte en ello, incluso osadía en aquellas célebres fotografías acuñadas por Robert Capa y Henri Cartier-Bresson, por mencionar sólo dos y no hacer esta lista interminable.


En mi caso particular tengo mis tres favoritas en “Una ventana al cielo”, exposición que estará abierta al público todo el mes de junio para el disfrute de todos. Estupendas fotos que en sí mismas van más allá de la composición, la luz y el enfoque, y que posiblemente entrañen una historia presta a ser descubierta.


Recomendable, vaya y escoja usted sus fotos preferidas.

1 comentario:

Icíar dijo...

Sólo me hubiera faltado ver sus fotografías. He buscado en internet. Hay muchos artículos de esta fotógrafa. He visto una foto: la de la vela. Seguiremos buscando.