14 mar. 2008

En la cuerda floja

Te piso en tu anchura breve

te humillo

me humillo al hacerlo



Ardo en llamas

me regodeo en ellas

bramo en tu vientre



Gimo en el vértice de tu sonrisa

tiemblo, me aferro nuevamente

al delgado filo de tu alma



Sobre ti camino

pisando las olas de tu mar rabioso

inhiesto soberbio altanero



Mis dedos se aferran a tu cornisa

al bisturí fileteado de mi vértigo

pero no caigo



Sigo en pie arrebatador

mirando hacia final

el abismo sublime en tu mirada



Tal vez así

caiga raudo y eterno

sólo en un vil recuerdo.

9 comentarios:

Rafael Urdaneta dijo...

Excelente forma de plantear una dicotomía que tal vez es tan cotidiana como cualquier brisa. La forma de hilar los versos inclusive otorga un ritmo a la lectura muy fresco y ligero.

Saludos.

A do outro lado da xanela dijo...

¿Qué comentar?

Me has traído tantos recuerdos y sensaciones que no puedo decir nada sin sonar tópica y convencional...

Simplemente, me has llegado muy adentro.

Un saludo

IRIS dijo...

Precioso, me ha gustado mucho.
Un abrazo muy grande amigo!

manolito dijo...

me gusta la forma q tienes de escribir poemas.la verdad q te leía y estaba imaginando un deporte menos arriesgado pero altamente peligroso tb.
impresinante video.
abrazo.

Aramakao dijo...

Bonito poema
Yo temo a las alturas
***************
UN ABRAZO

fabi dijo...

Muy bonitas palabras y buen post....

Abrazos desde Roma
Fabi

saudade dijo...

Increíble.
No sabes de qué manera puede llegar...
Un saludo amigo

MARAIA BLACKE dijo...

Hola Jason...que bello, y que bella locura esa que aporta el vértigo de la cuerda floja...
"NO goza de la caída quien quiere, sino quien puede"...Deja caer la piedra y esquiva su estorbo, goza tu de tu recuerdo mientras sea polvo...
Te dejo un beso!

lanobil, dijo...

Espero que su amor no te lleve a esos extremos, y la poesía sea el mayor de los milagros que elle espere de ti.
Un saludo