6 oct. 2008

Esta cosecha de labios tuyos

He sembrado un beso

en el patio de tu boca

en la fosa cóncava de caña brava

donde tus ebrios soldados de marfil

le sonríen al tacto


he sembrado un beso

abonando caricias en el rescoldo de tu cuello

donde sumerjo la tibia y diminuta semilla del deseo

a pico y pala de gomosas lenguas

que se abrazan en la humedad de su secreto


he sembrado un beso

y comienzo la cosecha de sus frutos

desconcho la tela madura que te viste

dejando a la intemperie la tersa blancura

-la firme redondez-

y el misterio de tu pecho

8 comentarios:

MARAIA BLACKE dijo...

Hola jason! Que placer leerte nuevamente...
Saludos
Maria

Rafael Urdaneta dijo...

Acuse de leído jajajaja.
Ilustre, excelente escrito, excelente descripción. Percibo diferencias en cuanto al estilo pero manteniendo la misma elegancia. Éxitos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Apasionadamente hermoso
pais claro que avanzas
y descubres
como el que corre un manto y ve la tierra que soñaba.
(repito: hermoso, Jason)
Abrazo
REL

A do outro lado da xanela dijo...

Con esa semilla plantada, no puede haber mala cosecha

Un abrazo!

A do outro lado da xanela dijo...

Con la calidad de la semilla, no podrá haber una mala cosecha.

Un abrazo

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Bellamente, descrita la pasion amorosa con letras suaves y armoniosas.

Gracias por la visita a mis letras
Celia, fue bueno para conocer las tuyas.
saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que belleza de alegoría del sembrar con un beso y esperar la cosecha venidera después de la siembra.

Verdaderamente todo en la vida es un sembrar y un cosechar y si se siembran besos lo bello es recoger desde la boca, el pecho y el cuerpo.

Cuerpo y alma robados y entregados por haber sembrado la semilla de un delicado beso.
Saludos

Poetiza dijo...

Con esa siembra seguro que sera buena cosecha, lindos versos, paso a saludar y dejar un beso, cuidate.