1 oct. 2008

Máquina

5 comentarios:

mi despertar dijo...

Estas enamorado? lo presiento
besos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Como pueden las emociones hacernos esclavos de un sentimiento que no desea liberarnos de sus garras. Si se Muta, si se cabalga, pues al final es una decisión de cada uno de nosotros. Las alegorías dan vida al poema me parece ver esos dientes y esas miradas que atrapan y desean hasta morder.
Saludos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Hay abandonos irreprochables, lo sé, pero al nuestro no le encuentro sentido.
Ambos hasta hemos participado en blogs francamente idiotas (de Miami, por ejempolo), y escribimos en ellos entusiastas comentarios cursis....pero vaya a saber por qué decidimos un día no darnos más pelota (término de fútbol, claro) Yo sigo pensando de Ud., Mr Jason, lo mismo que pensaba cuando su blog era muy modesto...tanto que desapareció y debí buscarlo con tenacidad durante días y días.
En fin, lo extraño mi viejo JLM
Por las dudas (no sé cuál será su posición ja ja ja), le dejo un abrazo y un mar, como siempre.
REL

mharía vázquez benarroch dijo...

bello poema, muy logrado en las metáforas, pero me hacen falta pausas, algunos silencios, como quien pule el diamamnte al máximo, pues ya sabe que es una joya inmensamente bella.
un abrazo, poeta.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Again

Que maquina más intensa, ama y devora sin piedad lo que se le pone al frente.

Cabalgas y mis venas son las riendas de tu nefasto dominio, que frase más profunda y con una alegoría exquisita que atrapo mi lectura y me hizo imaginarse y sentir el verso.
Saludos