23 mar. 2010

Cometas en el cielo

Hace poco más de un año vi la película “Cometas en el cielo”. Recuerdo que quedé impresionado con la misma, por lo dura que resultó ser al mostrar la terrible realidad de Afganistán dentro del contexto de la trama y que irremediablemente remite en mayor o menor grado a su actualidad.

Hace un par de días terminé de leer la novela, digamos, el texto original Cometas en el cielo de Khaled Hosseini, vi nuevamente la película y debo decir ahora que la adaptación es aceptable. No obstante, el libro es superior. Más allá de la omisión en la película de un capítulo fundamental y desgarrador de la historia, el mensaje en términos generales es fiel al texto, tanto así como los personajes que te hacen padecer las penurias de un país sumamente rígido e impenetrable en su cultura.

Amir y Hassan son dos niños de etnias antagónicas que por razones del destino crecieron juntos bajo el mismo techo (Pastún y Hazara respectivamente). En ellos se centra gran parte de la historia junto a Baba, padre del primero y patrón del segundo, un hombre duro, con firmes convicciones en cuanto a lo que es el bien y el mal; un hombre orgulloso que da todo por ambos infantes y que por encima de cualquier cosa el honor es lo primero.

Llega la invasión de los rusos al pueblo afgano y Baba junto a su hijo, se ven en la necesidad de buscar refugio, de huir lo antes posible a otro país para mantenerse con vida. A través de los años terminan en California y desde allí, muchos años más tarde, Hassan siendo ya un hombre se ve en la imperiosa necesidad de volver a Afganistán para arreglar cuentas con el pasado, con la triste historia que lo atormenta y que lo lleva a buscar frenéticamente a Sohrab, un niño abandonado en un orfanato y que es víctima de las aberraciones de los talibanes.


Cometas en el cielo es un libro conmovedor, que mueve las fibras del alma de cualquiera. Contado con maestría desde la pluma de un escritor que tiene su mente y espíritu en la cultura y formación afgana. Esta novela te muestra el lado limpio de la fidelidad y la amistad, así como el lado oscuro cuando el miedo invade el corazón de todos. No hay desperdicio alguno en esta espléndida novela, que después de hacerte disfrutar en las alturas del colorido encuentro de las cometas, te baja de golpe a tierra, al blanco y negro más acentuado de las miserias humanas.

3 comentarios:

Gizela dijo...

No vi la película..
Ni la veré!!
Lloré demasiado con el libro...
Y tienes razón no tiene desperdicio de realidad y de injusticias.
Después de leerla, nunca más es lo mismo, escuchar las noticias sobre Afganistan..
Besotessss

Icíar dijo...

Yo cuando vi la película me llevé una gran decepción. Me pareció una pésima adaptación.

Luego escribió 'Mil soles espléndidos', que me gustó aún más que el de 'Cometas en el Cielo'

genesis dijo...

Yo no he tenido la oportunidad de leer el libro ni de ver la pelicula pero lo tendre en la lista a ver que encuentro primero si la pelicula o el libro, aunque los libros siempre son mucho mejores :)
Excelente entrada,
Saludos