23 abr. 2009

Diario de una rebelión...



En el día de ayer fueron presentados en la Casa de Estudios de la Historia de Venezuela “Lorenzo A. Mendoza Quintero”, los libros Gual y España: la independencia frustrada (varios autores) y Diario de una rebelión…de Gustavo Adolfo Vaamonde. Esta iniciativa, tanto cultural e histórica de la Fundación Empresas Polar, es una de las tantas que están por venir y que sin duda apuntan hacia una Venezuela mejor, en donde el reconocimiento de nuestra historia es uno de los tantos elementos a considerar para construir un mañana próspero y lleno de posibilidades.




El evento comenzó con las palabras de la presidenta de la Fundación Empresas Polar, Alicia Pimentel, seguido del señor Manuel Rodríguez Campos, Coordinador Editorial de la Colección, quien hizo una concisa referencia de los libros presentados. Por último, el historiador Gustavo Adolfo Vaamode tuvo la ocasión de agradecer a la fundación por el encomiable trabajo realizado, así como al público presente. Ya entramos en contacto con el autor de Diario de una rebelión…para tenerlo en Librería Sónica una vez realizada la lectura.


Vale destacar que el lugar escogido para la presentación de los libros, el cual no había tenido el gusto de conocer, es muestra de lo dicho anteriormente, puesto que apenas al traspasar el umbral de la entrada y dejar el bullicio del centro de Caracas, tan sólo con el olor a madera, intuyo que olor a caoba, uno se remonta cientos de años atrás. Años en donde comenzó la construcción de un país y que en la actualidad pareciera que todo apuntara a la demolición de aquello que tanto costó levantar. No obstante, iniciativas como estas, demuestran que aún hay mucho por hacer.

2 comentarios:

Carla dijo...

Muy buen post... me dieron ganas de leer...

Gizela dijo...

Tiempo sin pasar por esta casa.
Tuve un buen despiste, ayudado a que no lograba, enlazar este espacio a mi blogrool.Pero veo que existen ahora la posibilidad de seguidores, que me permitirán estar al día con tus post, y mitigar mi super despiste.
Un abrazo
Gizz